Para comprender mejor el futuro de la salud

LA SALUD DE LA MUJER EN EL DISTRITO FEDERAL

Karla Serafín (1)
kserafin@terra.com.mx

Resumen: las políticas de salud para mujeres del Gobierno del Distrito Federal han resultado en multiplicidad de Programas que no han resultado efectivas.

Palabras clave: mujer, salud, políticas sociales, Gobierno del Distrito Federal, Programas de salud


La definición de social se fundó en el esquema del Estado de Bienestar (la inclusión de programas y servicios con un concepto amplio de seguridad social, con las políticas sociales, cuya responsabilidad recae mayoritariamente en los gobiernos, sus características: la necesidad de satisfacer al máximo los riesgos sociales vinculados o no al trabajo (desempleo, incapacidad, vejez, entre otras), con un enfoque sectorial, que diseño los sectores sociales: salud, educación, seguridad social, vivienda, abasto alimentario e infraestructura urbana.

Excepcionalmente en América Latina se concibió una política social integrada, que incorporaba efectivamente y no sólo en el discurso, metas sociales y de bienestar a las estrategias económicas seleccionadas.

La economía mexicana de la década de 1940 hasta la primera mitad de 1970 creció a una tasa alrededor del 6%. Este logro ha sido referido como el “Milagro Mexicano” que permitió que durante esos años surgieran las principales instituciones de bienestar social.

En la década de los setentas, inicia la crisis del Estado de Bienestar a nivel mundial con la crítica conservadora de Margaret Tacher y Ronald Reagan que atribuyeron la causa de la crisis económica mundial al déficit ocasionado por el excesivo gasto del Estado en la economía de bienestar, luchando contra la intervención del Estado para disminuir los gastos sociales.

En México repercutió en los setentas cuando el esquema fundado en la industrialización del país a través de la sustitución de importaciones se agotó y con él, el modelo de política social vigente entre 1934 a 1982 repercutiendo en el recorte de subsidios, que en materia de política social provoco que el gasto social disminuyera, provocando la desarticulación de la protección social.

De 1989 a 1994 continuó el proceso de deterioro de la política social integral a una programática que se encauso a la atención de los más pobres y no a la promoción del empleo formal. Hacía 1994 con la crisis económica se cerro el primer ciclo de la reforma neoliberal y con él, el Pronasol (Programa Nacional de Solidaridad).

En la actualidad la política social muestra una tendencia a desvincularse del contenido redistributivo y de lo laboral; la nueva reorientación se dirige a grupos en situación de pobreza, alta vulnerabilidad y marginados con la disminución de la política social, articulándose como una cobertura selectiva de bienes que el Estado puede proporcionar, pero sobre todo, como una disminución de su responsabilidad.

De este cambio en la programación de las políticas sociales, surge la planeación del Gobierno del Distrito Federal para replantear la política social para los sectores desprotegidos, al contrario del gobierno federal.

Las políticas sociales del Gobierno del Distrito Federal se crearon bajo la concepción de un Estado social dando un nuevo auge al aspecto de la protección, estableciendo estrategias para sectores particulares de la población, donde la principal preocupación es la justicia social.

La planeación del Programa General de Gobierno del periodo del 2000 al 4 de diciembre del 2006, se organizó para satisfacer las necesidades sociales. Lo que da sentido a la política general es la integración de todas las políticas sectoriales, de todos los esfuerzos y todas las iniciativas en este proyecto.

Cuadro 1: Gabinete “Progreso con Justicia”.

Gabinete:

Progreso con Justicia

Freno al empobrecimiento y disminución de las desigualdades:

Impulsar la universalidad, fortalecer las instituciones sociales, ampliar su cobertura, establecer la gratuidad y atención a todos.

 

Programa: Primero los pobres:

•  La política social será un eje articulador. Obligación de atender a toda persona que por su pobreza o situación de vulnerabilidad lo necesite.

•  Atenderá las necesidades básicas de alimentación, salud, educación y vivienda, dando prioridad a niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores, indígenas, personas con distinta capacidad e indigentes.

•  En lo económico, el gobierno dará apoyo institucional y fomentara proyectos de inversión. Pensión universal a adultos mayores.

 

Fortalecimiento de los servicios de salud:

Programa de servicios y medicamentos gratuitos para la población no asegurada, eliminación de cuotas en hospitales y centros de salud.

Atención medica y medicamentos gratuitos.

La promoción del desarrollo rural con la conservación de la producción agropecuaria y forestal, ambientalmente sustentable, elevando la calidad de vida de los campesinos.


- La salud en el Distrito Federal:

En el Distrito Federal se detecta un perfil epidemiológico mixto, manifestado por enfermedades de naciones ricas (infarto cardiaco, cáncer y dolencias degenerativas), mezcladas con patologías de la pobreza (infecciones y por parásitos).Debido a la coexistencia de población de bajo nivel socio cultural con clases altas.

La Secretaría de Salud del Distrito federal es la responsable de atender a un promedio de 4.5 millones de personas que no cuentan con ningún tipo de seguridad social.

Para cumplir con lo anterior la Secretaría está constituida por un organismo público descentralizado denominado salud pública y un organismo desconcentrado llamado Servicios Médicos y Urgencias.

Cuadro 2: Servicios Salud Pública cuenta:

Servicios Salud Pública cuenta:

11, 000 trabajadores, distribuidos en 230 centros de salud, un hospital general (Ticoman) y en áreas administrativas.

 

Servicios médicos y urgencias: cuenta

12, 500 trabajadores asignados a:

25 hospitales. 6 unidades medicas de reclusorios.

2 centros toxicológicos. 43 unidades de medicina legal.

103 consultorios delegacionales. 2, 132 camas censables.

2 907 médicos. 3 250 enfermeras.


De estos hospitales, se desprende que:

Cuadro 3: delimitación de la especificidad de la falta de atención.

 

Discriminación territorial

Las delegaciones Álvaro Obregón, Milpa Alta, Iztapalapa y Xochimilco tienen marcadas diferencias de instalaciones en razón de la demanda que tienen de parte de sus habitantes, la carencia es más aparente de hospitales.

En la delegación Álvaro Obregón no hay ningún hospital a cargo de la Secretaría de Salud del Distrito Federal.

Segregación social

Las delegaciones Tlahuac, Milpa Alta, Iztapalapa y Xochimilco tienen insuficiencia de equipamiento urbano, lo cual limita de forma importante el acceso a los servicios de salud.

Diferencias de las condiciones de Salud

•  Los indicadores de salud muestran índices poco convenientes en las delegaciones Tlahuac, Millpa Alta, Iztapalapa y Xochimilco comparadas con tras del Distrito Federal.

•  Los accidentes y lesiones más comunes en las delegaciones Cuauhtemóc y Cuajimalpa.

De la desagregación de la delimitación se puede determinar los programas por seguir.

- Programa Operativo Anual – Servicios de Salud Pública.
- Diagnóstico para las Mujeres en el Distrito Federal:

Las mujeres representan a nivel nacional más de la mitad de la población total. Tendencia que se generaliza en todo el país. En el Distrito Federal, las mujeres representan el 52.23% de la población, es decir, que de los 8, 605,239 habitantes, 4, 494,754 son mujeres. Esta situación en suma es relevante, ya que el Distrito Federal representa el centro de la actividad política, económica, social y cultural del país, así como el espacio geográfico donde se concentra el mayor número de problemas y demandas de carácter social.

En la Ciudad de México se debe profundizar una reflexión de las mujeres que habitan esta ciudad, en torno a su condición femenina particularmente en relación a la salud, maternidad, educación, trabajo asalariado incluyendo el doméstico, y la discriminación, retomando además las demandas de grupos de mujeres que enfrentan una situación de vulnerabilidad como los son:

Cuadro 4: Mujeres que enfrentan una situación de vulnerabilidad como lo son:

Empleadas del Hogar:

La gran mayoría de las trabajadoras son migrantes de origen campesino y de las colonias populares de las zonas urbanas, con su bajo nivel de escolaridad se emplean en esta labor enfrentando distintas violaciones a sus derechos.

Mujeres que viven con VIH/SIDA:

- La incidencia mundial de las infecciones de transmisión sexual es elevada y no deja de aumentar.

- Las mujeres son especialmente vulnerables a estas infecciones como consecuencia de sus desventajas económicas, socioculturales y fisiológicas y las que viven con el virus de inmunodeficiencia humana sufren múltiples injusticias en el orden social e institucional y están expuestas a situaciones de violencia, pobreza, falta de promoción de sus derechos humanos y mayor estigmatización y rechazo que los hombres.

Mujeres Lesbianas

La inexistencia de datos que provean de un marco estadístico para expresar demandas, necesidades y servicios es una de las principales características de la situación de este sector de mujeres. Tal invisibilidad es una forma de violencia socialmente aceptada que es necesario desarticular haciendo visible la existencia de las mujeres lesbianas, sus derechos y sus propuestas.

Mujeres y adicciones:

- La Segunda Encuesta Nacional de Adicciones realizada en hogares del ámbito nacional, demostró que entre las personas mayores de 26 años, las mujeres consumen dos veces más medicamentos que producen adicción que los hombres. - - La legalidad relativa de estas sustancias, así como de la nicotina y el alcohol, provoca una peligrosa invisibilidad de los riesgos en que se encuentran las mujeres como son la prevención y tratamiento adecuados.

Trabajadoras sexuales:

Las condiciones de vida de este grupo son precarias: no cuentan con servicios de salud, ni se tiene un control sanitario adecuado; a pesar de que en su mayoría tienen hijos/as, no cuentan con ningún tipo de cobertura social.

Es necesario dentro de este ámbito poner especial atención al surgimiento de nuevas enfermedades vinculadas algunas de ellas con el estrés, y que son características de esta etapa de la participación social y económica de las mujeres, así como fortalecer políticas públicas que atiendan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

- Programas para la Salud:

Ante la necesidad de atender a los grupos de población abierta con nulo o limitado acceso a los servicios básicos de salud, se puso en marcha el programa de Ampliación de Cobertura –PAC-, cuyo eje de operación es el Paquete Básico de Servicios de salud –PABSS-. Este paquete se constituye por 12 servicios esenciales del primer nivel de atención, que se desagregan en 55 acciones cuidadosamente seleccionadas por su bajo costo y alto impacto social las cuales pueden complementarse con otras actividades de acuerdo a prioridades y demandas regionales.

En octavo lugar: ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal (tasa 16. 8 %).
En décimo lugar: malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosomicas (tasa 9.5 %).

Capacidad para crear la infraestructura para atender la demanda: Recursos financieros insuficientes para aumentar la plantilla laboral, la infraestructura de los hospitales solo será para reparaciones y algunas ampliaciones hospitalarias.
Por el programa de medicamentos gratuitos la demanda por medicinas aumentará, sin tener la capacidad económica para dichas compras.

Cuadro 5: Programas de atención a la salud de la mujer. Indicadores de los programas para la mujer:


Programa:

Subprograma:

Actividades especificas p/ la mujer

 

 

 

Capacitación a servidores públicos:

- Impartir cursos de capacitación y actualización a servidores públicos.

 

Atención preventiva curativa y hospitalización:

- Aplicar dosis vacunas. (1)

 

 

 

- Como tercer punto, mantener protegidos con el esquema básico de vacunación a todas las y mujeres en edad fértil contra el tétanos.

- Contribuir a la prevención y atención de personas con VIH/SIDA.

 

- Otorgar consultas para prevención y control de enfermedades transmisibles.

- Otorgar consultas para prevención y detección oportuna de otras enfermedades.

 

 

- Ofrecer a hombres y mujeres, incluye la orientación para disfrutar de la sexualidad responsable, voluntaria y sin riesgos.

 

 

- Como objetivo cuatro: Otorgar atención médica para prevención y detección de cáncer mamario y cérvico uterino (citologías vaginales, exploración clínica de mama).

- Proporcionar consultas externa general.

- Proporcionar consultas externa especializada.

- Proporcionar servicios de hospitalización general y especializada.

- Controlar el crecimiento y desarrollo del menor de 5 años.

 

Atención de urgencias y emergencias.

- Proporcionar servicios médicos de urgencias.

 

Planificación familiar y orientación p/ salud.

- Otorgar consultas de planificación familiar.

- Orientación a la población e impartir platicas de educación p/salud.

- Promover el desarrollo integral del adolescente.

- Promover la educación en materia de salud a través de visitas domiciliarias.

- Nuevas aceptantes, usuarias activas e intervenciones quirúrgicas.

 

 

- Como objetivo 3: Promover la salud de la mujer como elemento básico para impulsar su participación e integración en los procesos de desarrollo.

Construcción, ampliación y mantenimiento de unidades de atención medica.

- Dar mantenimiento preventivo y correctivo a unidades de atención medica.

- Realizar la remodelación de diversas unidades de atención medica.

- Equipar unidades de atención medica.

- Dar mantenimiento preventivo y correctivo al equipo medico.

- Construir unidades medicas.

 

Regulación y control sanitario.

- Aplicar dosis de vacunas a animales.

- Esterilización de mascotas.

 


Fuente: Programa Operativo Anual. Servicios de Salud Pública del Distrito Federal.

Se muestran todos los programas de los Servicios de Salud Publicando, detallando el subprograma y las actividades a que se dedica cada programa, con esta segmentación se puede saber a que se dedica cada programa y se pueden delimitar los que son para las mujeres.

Cuadro 6: De estos se desglosan los programas específicos para la mujer:

 

Programa de Salud Reproductiva:

 

•  Descripción: se proporcionara educación para la salud, atención y dotación de métodos anticonceptivos como hormonales, orales, preservativos y aplicación de dispositivos intrauterinos. También se canalizarán a otros niveles para la realización de salpingoclacia y vasectomía.

•  Integración: por tres componentes fundamentales: la salud perinatal, la salud de la mujer y planificación familiar. En este programa se establece que es necesario coadyuvar a la equidad de género, promoviendo el acceso a información y educación. Diseñar estrategias para proporcionar atención de anticoncepción de emergencia (alternativas). Coadyuvar en el mejoramientos de la salud de la población, especialmente de la materna e infantil.

Incrementar al 79.93 % la frecuencia del uso de métodos anticonceptivos en mujeres en edad fértil y disminuir la tasa global de fertilidad a 1.8 hijos por familia.

 

Programa Planificación familiar

•  Proporcionar atención perinatal del parto y del puerperio, vigilancia de la nutrición por el crecimiento familiar. Alentar la participación de la población en el control natal, también proporcionando vasectomía sin bisturí.

•  Proporcionar atención médica a nuevas aceptantes, usuarias activas e intervenciones quirúrgicas. Se fomentará la participación activa del varón en la planificación familiar y su corresponsabilidad en las acciones sexuales y reproductivas.

De estos programas se sigue la línea de la Secretaria de Salud federal, en la atención prioritaria a la salud reproductiva y la Planificación debido a que el presupuesto llega asignado por Ramo 33 aportaciones federales y municipales para salud:

FASSA (Fondo aportaciones para servicios salud) para financiar el gasto programable del órgano desconcentrado servicios de salud pública Distrito Federal y las aportaciones federales: Se obtendrán $ 4, 636. 3 millones como resultado de la participación de la Ciudad de México en los recursos del ramo 33 correspondientes a los siguientes fondos: fondo de aportaciones para los servicios de salud, el fondo de aportaciones múltiples y el programa de participación de la federación. Los programas no varían (y no pueden variar) de el federal, que no tiene programas específicos para la mujer, aparte de los mencionados.

Cuadro 7: Análisis de los programas de salud para la mujer del año 2002:

Programa ‘Detectar y tratar el cáncer cérvico uterino y tratar displacias':

La meta de detección: de la enfermedad tuvo una eficiencia terminal del 92. 13 %, lo que significa que el programa tuvo una variación negativa del 0.23 %.

 

La meta consulta: planeada fue de 2, 049, pero al fin del periodo 2002, el logro fue menor, lográndose solo 695, por lo que el numero de consultas otorgadas a pacientes con alguna alteración en su citología no es el esperado, teniéndose una variación porcentual del -36. 40 %, por lo que el cáncer cérvico uterino y mamario sigue representando un grave problema de salud entre las mujeres

Programa ‘Otorgar consultas de Planificación Familiar'

 

Eficiencia terminal: fue de 76. 19 %, con una variación del -4. 51 %. Se observa una inconsistencia lo que permite asegurar que en la mayoría de las jurisdicciones se esta presentando un sub registro de consultas.

 

•  Subprograma ‘atender a nuevas aceptantes': alcanzo el 66. 75 % con una variación porcentual de – 7. 53 %. Lo que ha dado un aumento de la población en el DF, principalmente en adolescentes por la falta de material de promoción del programa y la disminución extramuros, como la visita domiciliaria.

•  Subprograma ‘atender a usuarias activas': alcanzándose el 91. 51 % con respecto al aumento, con una variación porcentual de – 0. 68 %. El problema es la carencia de material de promoción del programa y la falta de visitas domiciliarias y al incumplimiento de depurar diariamente el tarjetero de control de usuarias.

•  Subprograma ‘control del estado de salud de la embarazada y su producto': tuvo un porcentaje de eficiencia del 110. 82 % y aumento en la variación porcentual de 14. 95 % de atención. Este programa con su aumento en la consulta es la muestra de que el programa de planificación familiar ha fallado, por el aumento del promedio de consulta de 2.2 % en el 2001 a 2.3 % en el 2003.

Programa ‘Promover el desarrollo integral del adolescente':

Aumento porcentual del 211. 97 %. Pero el logro no es benéfico, porque el aumento de la consulta se debe a la alza en la demanda en el numero de consultas en el grupo de adolescentes de 15 a 19 años.

Fallas en los programas de planificación familiar dirigido a los adolescentes y a la falta de difusión del programa.

Este análisis demuestra que el análisis costo beneficio, no resultó positivo para la atención de la salud de la mujer, que repercute en la poca eficiencia para los programas por el deficiente funcionamiento, para los programas de la mujer.

Los programas de salud para la mujer se alinean en dos ramos, el primero el de atención a la salud reproductiva de la mujer, donde con los programas se da la promoción, difusión, con énfasis en la población femenina e insertando al varón en el ámbito de la planificación familiar y el segundo con el la prevención del cáncer cérvico uterino y mamario con la promoción y difusión del programa y dos veces al año con el Programa del papanicolau. Este programa se fortalecen con las visitas domiciliarias para la promoción de los programas de salud.

Sin embargo muchos de los programas no funcionan, principalmente el de planificación familiar, por la alta tasa de incidencia en el adolescente de embarazos no deseados. Pero estos Programas tiene problemas de funcionamiento, porque en la relación entre los consumos de material anticonceptivo y las consultas de planificación familiar, se observa una inconsistencia de la información, por lo que se deduce que se está presentando un subregistro importante de consultas, junto con la carencia de material de promoción del programa, los tiempos prolongados de espera de la consulta y la disminución de las actividades extramuros.

Las actividades extramuros en este programa son muy importantes, porque al llevar los planes de planificación, no solo hacen promoción, sino que reconvencen a la usuaria de seguir cuidándose, como activas usuarias; convencen e incitan a otras mujeres de la protección. Pero ha fallado la táctica para acercarse a las más jóvenes que son las que tienen más hijos y más rápido, aumentando su incidencia cuando menos instrucción tienen y más pobres son.

Fallando el programa al no actualizarse, ni seguir con las visitas y fallar el acercamiento en las escuelas para las adolescentes.

El subprograma detectar y tratar el cáncer cérvico uterino, tampoco funciona a su totalidad, porque la mujer no tiene la conciencia de la prevención y solo acude cuando le pasa y segundo el número de consultas fue menor, al presentar un reporte negativo. No obstante en los Servicios de salud se trabajo en la disminución de las tasas de mortalidad por cáncer cérvico uterino y en la desaceleración de la tendencia ascendente de la mortalidad.

En el caso de los programas para la mujer, la consecución de un desarrollo sostenible depende en gran parte de generar intervenciones o acciones que respondan a la realidad de los beneficiarios de las mismas. Pero la categoría de género es un proceso arraigado en el telaje político y económico de las sociedades que enfatizan las relaciones sociales, por los que incorporar el enfoque de género en los programas y proyectos sectoriales no es sinónimo de trabajar con mujeres.

El manejo de la perspectiva de género ha sido utilizado por las políticas de gobierno, desde la jefatura de Lázaro Cárdenas, pero con una idea social de apoyo a la mujer. Con este planteamiento López Obrador lo convierte en políticas sociales, pero incluyéndolas dentro del grupo vulnerable, al que va dirigido su programa de atención social, pero al ámbito de salud sin crear programas sólo para su atención.

¿Qué tanta atención se presta al problema?

En el área de salud: en enero del 2003 se inauguró la tercera etapa de la rehabilitación del hospital Rubén Leñero; y de una clínica comunitaria en Tlalpan; en febrero, se puso en marcha un centro de salud en Buenavista, Iztapalapa. En abril concluirá la remodelación de la clínica de Mixquic, en Tláhuac y, durante el año se terminarán, además, las obras de rehabilitación en los hospitales de Cuautepec, Xochimilco y la cuarta etapa Rubén Leñero, así como una clínica comunitaria en Santa Catarina, Iztapalapa.

Este programa de mejoramiento en la infraestructura de salud, va acompañado de la adquisición de equipos médicos de alta tecnología y de la sustitución de la red de gases medicinales en 21 unidades hospitalarias.

Para seguir respondiendo a la creciente demanda de servicios en el sur-oriente de la Ciudad, este año quedará listo el proyecto ejecutivo para la construcción de un nuevo hospital general, de 144 camas, en Iztapalapa. Actualmente, en los 211 centros de salud, en las 10 clínicas de especialidad, en los dos toxicológicos y en los 26 hospitales del sistema de salud, se esta en condiciones de atender la demanda anual de 5 millones y medio de consultas; 790 mil urgencias, 42 mil partos, la hospitalización de 120 mil personas y 65 mil intervenciones quirúrgicas.

Pero la verdad es otra, la capacidad hospitalaria no alcanza para el gran número de personas en busca de consulta, aunado a la falta de personal médico, de enfermeras, de apoyo y limpieza existe, acompañado a la falta de recursos económicos, la falta de medicamentos y la carencia de material de apoyo. Esto debido a la reducción del presupuesto para programas prioritarios, tal como el de ‘adulto mayor’ que depende de los Servicios de Salud Pública DF.

La política como tal para la atención de la salud de la mujer es limitada sólo a los aspectos reproductivos, pero como tal, no merece la atención necesaria por parte de la entidad, aunque a los medios se diga que sí le da la atención a la mujer, por que se intercala que al mejorar las instalaciones medicas y adquirir mejor equipo médico, se les podrá ofrecer una mejor atención.

Los programas para la mujer, en general han sido apoyados por las mujeres de la sociedad, pero los grupos de organizaciones no gubernamentales y civiles, le han criticado al gobierno, que la atención de género solo se atiende a las cuestiones reproductivas, como los programas nacionales, así que la intención del gobierno de abrir el abanico de atención para las enfermedades de la mujer, solo fue otra falacia, porque en términos reales, no se atienden, ni se tiene el presupuesto para dicha vigilancia de enfermedades como la diabetes, la hipertensión y las cardiovasculares.

La Política Social trató de luchar contra la desigualdad y la pobreza imperante en el Distrito Federal, con un presupuesto propio que genera y representa el 48 % de producción propia (por concepto de recaudación, tenencia de autos y por uso de suelo); a pesar de que a nivel nacional con las reformas estatales de los últimos años han buscado responder a mutaciones de las políticas públicas especificas, así como de cambios institucionales y constitucionales diversos. Estas modificaciones hacen más difícil el combate a la pobreza y la desigualdad, manejado con un presupuesto que se presenta como social, al dirigir un mayor número de recursos para atender la problemática de la sociedad.

Para crear el programa “Por el bien de todos, primero los pobres” el gasto y la inversión se asocian a la política social para asegurar los mínimos de bienestar de la población principalmente los grupos vulnerable, en materia de alimentación, salud, vivienda, educación y seguridad pública, apoyando en el combate contra la corrupción. Un rasgo significativo es que el plan de austeridad no tocó a los trabajadores sindicalizados, como el Sindicato Único de Trabajadores del GDF uno de los grupos de poder formal enquistado en la estructura de gobierno.

Nota:

(1) Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ayudante de investigación en el Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM.

Fuentes:

- Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2000 – 2006. Junio del 2001. Gobierno del Distrito Federal. xp. 188

- Ley de Salud para el Distrito Federal. Abril del 2002. Asamblea Legislativa del DF II Legislatura. xp. 8

- Instituto de las Mujeres del DF. Programa Operativo Anual. 2002. Secretaría de Salud.

- Salud y seguridad social. Secretaría de Salud. pp. 2-3.

- Programa de Salud reproductiva. Secretaria de Salud. Dra. Assa Cristina Laurell. Agosto del 2002. xp. 15.

- Servicios de Salud Pública. Evaluación comparativa 2001 – 2002.

- Subsecretaria de Egresos. Informe de la Cuenta Pública. 2002. Gobierno del Distrito Federal. 2003. p. 26.

- Primer Informe trimestral 2003. México, DF, 21 de marzo de 2003. GDF. Documentos - Dirección General de Comunicación Social. Acuerdos. p.2

- Augurio para el DF: recortes al gasto, pero sin crisis. Proceso. La capital. 10 Diciembre 2000. pp. 40-41.